La imagen corporativa de tu empresa sí importa

Tras varios años de experiencia en marketing y diseño gráfico, puedo decir que me he topado con un amplio número de directivos de PYMES que piensan que, para ellos, el logotipo no tiene ninguna importancia, que eso es cosa de las grandes empresas y multinacionales, que a ellos cualquier cosa bonita y barata les sirve. Qué equivocado está usted, señor empresario.

ic

No voy a decirte que una buena imagen corporativa va a hacer que el trabajo de tu compañía sea mejor, pero si conseguirá captar más la atención del público en general y de tus futuros cliente en particular. Además, conseguirás crear un vínculo emocional con tus clientes actuales, haciendo que confíen en tu empresa y que se sientan parte de ella.

La imagen corporativa es, pues, la imagen que el cliente tiene de la empresa y, para que funcione y obtenga resultados positivos, tiene que transmitir los valores y personalidad de tu compañía, siempre con un diseño acorde a ello, que consiga llamar la atención e interés del público.

 

¿Y de qué se compone una identidad corporativa?

ic
La identidad corporativa de una empresa está compuesta por dos tipos de elementos: tangible e intangibles. Los componentes tangibles son aquellos como el logotipo, la tipografía, los colores, el eslogan, la página web, la papelería corporativa, la publicidad el protocolo, etc. Y los intangibles son todo lo que entra dentro de la filosofía de la empresa, como son sus valores, misión, visión, objetivos o innovación.

En definitiva, intenta crear una imagen corporativa sencilla pero coherente, fácil de recordar, atemporal y versátil. Si aciertas, si a tus clientes les gusta y se sienten atraídos por tu marca y, además, están satisfechos con el servicio que reciben, habrás conseguido un buen comienzo para desarrollar tu negocio con éxito, haciendo incluso que lleguen a recomendarte.