Las mejores campañas de San Valentín

Terminada la campaña de Navidad, las marcas se preparan para la campaña de San Valentín sacando sus mejores galas. Porque el 14 de febrero, ya no es sólo el día de los enamorados; vivimos en una sociedad de consumo y en este día queremos regalar a amigos, familia, compañeros de trabajo, etc. Por este motivo, tanto las grandes como las pequeñas marcas, cada año sacan campañas publicitarias más originales y divertidas para este día. Y, es que, ya que tantísima gente asegura que San Valentín es un invento de las marcas y grandes almacenes para vender más, por lo menos que saquen buenas campañas que es lo que más nos puede gustar a nosotros ¿no?

1. CocaCola: La máquina expendedora invisible #ShareaCoke

Personalmente, y aunque me vais a decir que siempre siguen la misma línea, a mi las campañas de CocaCola me encantan y me siguen emocionando ¡Bravo! El año pasado quisieron dar la importancia que se merecen a los enamorados en este día y montaron una máquina expendedora invisible, que solo aparecía cuando pasaba una pareja por delante.

2. Land Rover: La más bonita historia de amor.

En 1999 un grupo de amigos juntó sus ahorros para comprarse un Land Rover Serie 1 de 1957, con el objetivo de vivir cientos de aventuras juntos. Pero, con el tiempo, por las múltiples obligaciones que tiene crecer, decidieron venderlo y deshacerse de él con todo el dolor de su corazón. El año pasado, Land Rover recogió esta historia, localizó el coche y se lo devolvió a estos chicos, haciéndoles revivir los mejores años de su vida. Esto es amor y lo demás son tonterías.

3. Flower Council of Holland: Amor a primera vista

Sin duda, una de las mejores acciones de guerrilla que he visto en los años que llevo dedicándome a esto. La noche del 13 al 14 de febrero, se colocaron por todo París, más de 1.500 cajas que parecían extintores, con una rosa dentro. Las instrucciones lo explicaban muy claro: En caso de amor a primera vista, romper el cristal.

4. Doritos: Ni flores ni bombones

Este año Doritos ha tenido una nueva idea de regalo para San Valentín en Canadá: el ramo de Doritos. Para ello, ha puesto en marcha un servicio de reparto a domicilio en las principales ciudades del país.