¿Cómo aplicar el Modelo Aida en Marketing?

El Modelo AIDA es un método que describe las fases que sigue un cliente durante el proceso de decisión de compra. Es uno de los métodos clásicos en el mundo del marketing y las ventas. Pero que aun en la actualidad se sigue utilizando y sigue siendo bastante útil. El objetivo de este modelo es que siempre se cierre una venta. Pero para esto necesita una serie de pasos, como lo son captar la atención de los clientes. Para que así estos se interesen por el producto y deseen comprar este servicio.

 

Etapas del Modelo AIDA en Marketing

  1. Atención: Esta es la primera fase. Aquí se busca captar la atención del cliente hacia el producto o servicio. Se sabe que lograr esto no es algo sencillo  en el mundo de la publicidad.
  2. Interés: Cuando ya se ha conseguido captar la atención del cliente, se debe conseguir un interés para motivar la compra. Ya sea porque el precio sea atractivo o porque tenga mejor ventaja que el de la competencia.
  3. Deseo: Cuando ya se han conseguido los dos pasos anteriores, se debe provocar el deseo de compra. Esto se hace al lograr que el producto satisfaga las necesidades del cliente o le dé la solución que busca.
  4. Acción: Si se ha logrado captar la atención, lograr interés y provocar deseo de compra, este es el momento de llevar a cabo la acción de compra y lograr cerrar la venta.

 

Uno de los grandes ejemplos de Método AIDA nos lo dan en la estrategia de Inbound Marketing. Ya que la metodología se ha basado en atraer usuarios desconocidos y convertirlos en clientes, para que estos se conviertan en promotores de sus productos.

Así mismo, en Digital Business y Ecommerce, el Modelo AIDA los ha evolucionado en ventas. Aquí lo importante es que miden los resultados que tiene cada una de las etapas de sus compras digitales. Y con eso, obtienen valiosa información para tomar decisiones.

En conclusión, se puede decir que cada uno de los clientes en el proceso de decisión y compra de un producto, deben pasar por diferentes etapas. Las cuales cada uno de los profesionales en marketing debe analizar. Para así lograr guiar a cada uno de estos clientes con el fin de conseguir cerrar una venta.

Pero no es únicamente cerrar la venta y ya. Si no que se debe seguir trabajando, para que en el futuro esos clientes sigan estando interesados y así poder lograr futuras ventas.