reCAPTCHA de Google, nuestro aliado contra los bots

A día de hoy seguramente te habrás topado más de una vez con un Captcha, esos cuadritos que te piden que escribas un par de palabras o pulses un botón para demostrar que eres humano. ¿Pero que es un Captcha? ¿Cuáles son los famosos y tan utilizados reCAPTCHA de Google? Si quieres saber la respuesta a estas y otras preguntas te invitamos a que te quedes y sigas leyendo nuestro post.

El principio de los Captcha

La guerra contra los bots que rellenan nuestros formularios web lleva muchos años, para enfrentarse a esto, hace tiempo se comenzaron a desarrollar los Captcha.
Pero ¿qué es un Captcha? Esto se puede responder perfectamente si sabemos a que hace referencia cada letra de estas siglas: Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart, lo que traducido sería “prueba de Turing completamente automática y pública para diferenciar ordenadores de humanos”. Si no te ha quedado claro el significado te lo simplificaré aún más: El Captcha es un test realizado por un programa para determinar si un usario es humano o no.

Humanos vs Bots

Los primeros Captcha se empezaron a desarrollar a comienzos del nuevo milenio. En esta temprana época su funcionamiento era prácticamente igual al que estamos acostumbrados hoy en día, teníamos que rellenar una casilla con letras o números que aparecían en imágenes (a veces difíciles de descifrar incluso para nosotros).

Como con toda medida de seguridad pueden existir “huecos” o fallos que permiten a los bots saltarse estos programas de verificación. Con el paso del tiempo los Captcha han ido mejorando, pero a la par los bots. Cuando salía una nueva versión de Captcha era realmente efectiva, pero con el paso del tiempo los programadores de los bots conseguían de diversas maneras burlar al programa.

El reCAPTCHA de Google

El tiempo fue pasando, y llego el reCAPTCHA.
El reCAPTCHA es una extensión de la prueba Captcha en la que el usuario debe (como en tantos otros) introducir un texto alfanumérico en la casilla designada.
Este nuevo tipo de Captcha fue desarrollado en la Universidad Carnegie Mellon y al ver el potencial de está, Google decidió comprarla en septiembre de 2009.
Con el tiempo Google siguió desarrollando y mejorando reCAPTCHA y diseñando nuevas versiones, para, como siempre, ir enfrentándose a los cada vez más ingeniosos bots.

Tipos de reCAPTCHA de Google

reCAPTCHA v1

Seguro que la gran mayoría nos hemos encontrado varias veces con la versión 1 del reCAPTCHA de Google, aunque se podían elegir diversas variaciones de su apariencia la más utilizada y reconocible era sin duda el marco rojo y rectángulo amarillo.

Este reCAPTCHA a parte de contar con la celda donde introducir los caracteres y la imagen, también incluía varios botones con los que otros Captcha de diferentes desarrolladores no contaban. Estos eran un botón para cambiar la imagen, otro para escuchar un audio sobre lo que había escrito (la funcionalidad de ambos botones era por si no eras capaz de descifrar los caracteres que habían en la imagen o para personas que sufrieran cierto tipo de discapacidad), y por último un botón de ayuda.

reCAPTCHA v1

A partir de 2012 Google comenzó a introducir imágenes de números o nombres de calles sacadas de Google Street View, y con el tiempo fueron sustituyendo cada vez más a las típicas imágenes de dos palabras.

Con el paso del tiempo y con la versión 2 del reCAPTCHA bien desarrollada (el cual hablaremos a continuación) Google dejo de dar soporte a la v1 con lo cuál sus usuarios debieron hacer el cambio a la versión 2.

reCAPTCHA v2

Este es el reCAPTCHA más conocido, el “Yo no soy un robot”, el cual fue presentado a finales de 2014. Este reCAPTCHA era mucho más simple que el anterior ya que para demostrar que no eres un bot solo se debía hacer click en una casilla.
Y ¿cómo puede saber Google que eres humano por pulsar un botón? Esto se debe a que Google “revisa” que has estado haciendo en la página web hasta que pulsas el botón de “Yo no soy un robot” y esto es algo que preocupa a aquellos consumidores web mas concienciados con la privacidad.

reCAPTCHA v2

Entonces, cuando pulsas el botón de “Yo no soy un robot” pueden ocurrir dos cosas: Determina que eres humano y te deja seguir adelante o cree que existe la posibilidad de que seas un bot. En este caso aparecerá una (también muy conocida) tabla con diferentes imágenes donde tendrás que pulsar aquellas que coincidan con lo que te piden: bicicletas, puentes, coche, etc. Es en este paso donde los bots lo tienen realmente difícil para poder eludir la seguridad del reCAPTCHA.

Sin duda la versión 2 del reCAPTCHA es la más utilizada y conocida hasta el momento.

reCAPTCHA v3.

En octubre de 2018 Google lanzó la versión 3 de reCAPTCHA, esta vez buscando que el usuario humano no tuviera que hacer nada para demostrar que es un humano, y en parte, este ni siquiera tiene porque darse cuenta de que ha superado la prueba reCAPTCHA. La única pista visible de que en un sitio web se está usando la versión 3 es el icono de reCAPTCHA que aparece por defecto en la esquina inferior derecha de la página (aunque el administrador de dicho sitio puede ocultarlo de diversas formas si lo desea).

reCAPTCHA v3

El funcionamiento de este reCAPTCHA es muy parecido a la versión 2, se fija en el uso que hace el usuario de la web para detectar si es humano o no, aunque con algoritmos mejorados en comparación a la anterior versión.
En esta versión el usuario es puntuado de 0.0 a 1.0 según, como hemos dicho, la interacción que haga de la web. Si tu puntuación supera el umbral del reCAPTCHA v3 (por defecto 0.5) te dejará realizar la acción que está protegiendo de bots. Si no la superas te aparecerá la prueba de la versión 2 (el botón de “Yo no soy un robot”). El punto negativo de esta versión es la misma que el de la anterior, y es que Google monitoriza el uso que haces de la web y por lo tanto, en cierta manera, invade tu privacidad.

Para terminar tenemos que dejar claro un tema, y es que aunque tengamos el mejor Captcha del que podamos disponer, existe la posibilidad de que ciertos bots, los más inteligentes y avanzados, consigan burlarlo, pero si optamos por el reCAPTCHA de Google (y sus futuras versiones) minimizaremos muchísimo esta posibilidad. Sin duda, para mí, reCAPTCHA de Google es nuestro mejor aliado contra los bots.